Preguntas Frecuentes

En esta sección resolveremos las principales dudas sobre nuestros procedimientos y servicios.

Preguntas Generales

¿QUE SON LAS VARICES?

Las varices se producen por una dilatación de las venas siendo más notorias a nivel de las piernas.  Afectan más frecuentemente a las mujeres que a los hombres.  Estas pueden ser tan pequeñas como del tamaño de un hilo que el común de la gente las conoce como vasitos, arañitas o telarañas de diferentes colores que se observan sobre la superficie de la piel o pueden ser gruesas y pronunciadas teniendo el tamaño de un lápiz o de un dedo fácilmente observables y palpables, algunas veces mencionadas como nudos, bolas o turupes que alteran el aspecto físico.

Su origen puede ser hereditario relacionado con familiares cercanos como los padres, hermanos, abuelos o tíos. La alteración con la cual se nace se caracteriza por la presencia de venas de calidad defectuosa al tener paredes endebles y frágiles o por tener válvulas que en vez de ser resistentes a la presión se tornan débiles permitiendo que la sangre de manera anormal se devuelva en sitios donde esto no debe pasar, favoreciéndose la dilatación y el crecimiento de los vasos venosos a nivel de sus troncos principales o de sus ramas, de manera progresiva. Suelen aparecer generalmente posterior a la adolescencia o luego de un embarazo. Durante su evaluación se analizan alteraciones acompañantes como las características de la piel, su ubicación, su extensión y se determina si hay alguna otra alteración que acompañe este problema que ameriten valoraciones o estudios complementarios.

Las venas varicosas más pequeñas (vasitos, arañitas o telarañas) aún cuando suelen no presentar molestias a veces pueden producir sensación de picazón, rasquiña o dolor y la aparición de moretones ya que se rompen fácilmente con un golpe suave a veces imperceptible por la persona.  Son frecuente causa de consulta al alterar de manera importante el aspecto y la estética normal de las piernas. Es poco frecuente que se acompañen de alteraciones de importancia en el sistema circulatorio de las piernas y por tanto no implican un riesgo significativo para la salud ni riesgo de complicaciones importantes hacia el futuro.  El tratamiento más frecuentemente empleado es el uso de inyección de substancias químicas (escleroterapia) ya sea en forma líquida o en espuma que producen un efecto inflamatorio importante dentro de las venas con el objetivo de cerrar, coagular y cicatrizarlas para lograr su disminución o desaparición. Algunas veces puede ser útil el uso de disparos de luz de alta intensidad con equipo laser según las características de la vena alterada y su ubicación.

Las venas varicosas más grandes (venas gruesas o pronunciadas) generalmente son fácilmente visibles y palpables pudiendo generan molestias como cansancio, congestión, calambres, resequedad, cambios de coloración y calidad de la piel. Se puede presentar dolor, en especial, luego de caminatas prolongadas o luego de permanecer un tiempo de pie o sentado en una silla. Suele requerir el estudio complementario con ecografía vascular doppler dúplex para definir si hay alteraciones importantes que ameriten un tratamiento complementario.

Cuando hay síntomas persistentes, se documenta una alteración importante del funcionamiento de la circulación venosa o se evidencian cambios importantes en la piel como consecuencia de la enfermedad varicosa, suele requerirse tratamiento especializado para corregirla. Si está en una fase inicial posiblemente con el solo uso de soporte elástico y medicación es suficiente, pero si se está en etapa avanzada con riesgo de complicaciones se deberá realizar un cirugía estética, láser, radiofrecuencia o manejo con espuma (escleroterapia).

¿QUE ES LA INSUFICIENCIA VENOSA?

Las venas en las piernas, para ayudar a impulsar la sangre en su camino hacia el corazón poseen varias válvulas en toda su trayectoria, para disminuir la presión y evitar que la sangre se devuelva. Estas válvulas se pueden alterar o dañar por diversas razones favoreciendo el retorno de la sangre en sentido contrario al flujo normal, lo cual, genera un aumento importante de presión sobre la piel a nivel de las piernas, tobillos y pies, que con el paso del tiempo tiende a producir, en algunos casos, lesiones características sobre la piel, marcada congestión, cansancio, edema e inflamación y dolor.

Una causa frecuente de insuficiencia venosa esta dada porque las válvulas son defectuosas desde el nacimiento (probablemente de manera hereditaria) o posteriormente y con el crecimiento se vuelven insuficientes generándose el aumento de la presión a los niveles afectados. Otra causa frecuente de insuficiencia venosa está relacionado con el antecedente de una trombosis venosa reciente o antigua.

La trombosis es la formación de coágulos en las venas que puede aparecer de manera espontánea, como consecuencia de un golpe o trauma, reposo prolongado o por alguna otra enfermedad que ha alterado la coagulación de la sangre. Al producirse la trombosis inicialmente se ocluyen los vasos venosos con coágulos, los cuales, posteriormente, y con la ayuda de tratamiento anticoagulante se pueden volver a abrir. En algunos casos se pueden dañar tanto las paredes de las venas como sus válvulas dejando de funcionar adecuadamente y favoreciendo la devolución de la sangre.

El manejo de esta alteración suele implicar el uso de soporte elástico (medias para várices) de alta presión, medicamentos que mejoren el funcionamiento de las venas, cuidados especiales de la piel, escleroterapia y en ocasiones cirugías para buscar corregir la causa del problema.

¿CUALES SON LAS POSIBLES COMPLICACIONES DE LAS VARICES O DE LA INSUFICIENCIA VENOSA?

Al alterarse el flujo de la sangre a través de las venas, ya sea porque la persona presenta venas defectuosas y válvulas de venas alteradas, ya sea, desde el nacimiento o posteriormente existe la posibilidad de evolucionar hacia una enfermedad varicosa. Igualmente, como consecuencia de una trombosis venosa también se puede desarrollar una insuficiencia venosa importante.

Con el paso del tiempo las varices se pueden llegar a complicar con la aparición de coágulos en su interior acompañado de un proceso inflamatorio importante (tromboflebitis) que aun cuando es poco frecuente, su aparición puede llegar a requerir el uso de medicamentos anticoagulantes, antibióticos y analgésicos para el dolor. En algunos casos severos puede requerirse de hospitalización por varios días.

Otra posible complicación es la aparición de lesiones sobre la piel. En su etapa inicial puede aparecer resequedad en la piel, tornándose frágil y sensible o quebradiza y con descamación. En etapa avanzada de la enfermedad varicosa puede aparecer agrietamiento de la piel con laceraciones o la aparición de úlceras (llagas o loras) varicosas dolorosas que limitan la actividad diaria normal requiriéndose de curaciones cuidadosas y de cirugías especializadas para cerrarlas y corregirlas. Un riesgo extremo y afortunadamente poco frecuente es la perdida de la extremidad, especialmente en pacientes que sufran de enfermedades delicadas como diabetes, problemas del corazón y alteraciones importantes de la coagulación.

¿COMO FUNCIONA LA CIRCULACION EN LAS PIERNAS?

Las piernas como el resto del cuerpo, tiene 3 tipos de vasos sanguíneos. Estos son, las arterias, las venas y los vasos linfáticos.

Las arterias se encargan de transportar sangre oxigenada con nutrientes a todo el cuerpo impulsadas desde el corazón permitiéndonos mantener en funcionamiento todos nuestros órganos y nuestras extremidades. Las venas se encargan de retornar la sangre luego de haber sido utilizada por los órganos y extremidades al corazón. Los vasos linfáticos son vasos sanguíneos muy pequeños ubicados alrededor de los órganos del cuerpo. En las extremidades los vasos linfáticos se ubican dentro de grasa que todos poseemos entre la piel y los músculos, los cuales transportan agua y proteínas hacia el corazón luego de pasar a través de los ganglios linfáticos.

Al tener las arterias sangre que es impulsada por cada contracción del corazón su flujo se realiza por pulsos (pulsátil) de alta presión para asegurar que se distribuya adecuadamente por todo el cuerpo. Las venas y los linfáticos en cambio, tienen un flujo lento y de baja presión, pero continuo, recogiendo la sangre, agua y proteínas procedente de todo el cuerpo para llevarlos al corazón. Esta sangre pasara inicialmente por los pulmones para ser oxigenada y regresara al corazón para finalmente ser nuevamente impulsada al cuerpo por las arterias de manera cíclica.

Las venas y linfáticos poseen en diferentes partes del cuerpo y principalmente a nivel de las piernas válvulas que ayudan a impulsar la sangre hacia el corazón e impedir que esta se devuelva cuando estamos parados o caminando. La función de estas válvulas es muy importante ya que cuando ellas se dañan por cualquier causa se genera un gran aumento de presión en las piernas, los tobillos y pies que se transmite a la piel con el riesgo de lesionarla. Si la alteración es pequeña se presentará inicialmente edema y congestión, pero si la alteración es severa especialmente en las venas con una presión alta y continua se puede lesionar de manera importante la piel presentándose resequedad y agrietamiento, cambios de coloración negruzca y posteriormente laceraciones o ulceras (llagas o loras) que requerirán manejo por médicos especialistas vasculares para su adecuada valoración, corrección y control.

Las causas más frecuentes de alteraciones importantes en las venas son los episodios de trombosis o tromboflebitis por oclusión de las venas o por la presencia de varices pronunciadas por tiempo prolongado. Otra causa de alteraciones es la aparición de diversas anormalidades, unas de nacimiento o adquiridas en el transcurso de la vida, que pueden afectar no solo la piel y el aspecto de las piernas sino su funcionalidad, al limitar la capacidad para caminar normalmente.

Las causas más frecuentes de alteraciones en las arterias son los antecedentes de ser la persona fumadora, hipertensión arterial, alteraciones de colesterol y la diabetes mellitus que pueden poner en riesgo una extremidad requiriéndose con alguna frecuencia cirugías o tratamiento mediante cateterismo   llamados en medicina tratamientos endovasculares.

Las causas más frecuentes de alteraciones en los linfáticos son el antecedente de trauma a veces con fracturas importantes  en las piernas, antecedente de cirugías grandes y extensas en piernas brazos o para el tratamiento de cáncer de seno que lesionan los vasos linfáticos produciendo gran edema, congestión, dolor y limitaciones para su movilidad. Un grupo importante de personas puede presentar aumento del tamaño de los tobillos o pantorrillas por alteraciones de los linfáticos heredadas de sus padres, abuelos o algún familiar cercano. Cuando esto sucede los pacientes suelen requerir medicamentos especializados, medias de soporte elástico y a veces sesiones de fisioterapia.

¿QUE ES UNA ECOGRAFIA VASCULAR DOPPLER DUPLEX PARA MIEMBROS INFERIORES?

Es un estudio de ecografía especializada con la cual se revisa las características anatómicas y funcionales de la circulación arterial y venosa en diferentes partes del cuerpo.  En las piernas se suele registrar su tamaño, su distribución, la forma como la sangre recorre los vasos sanguíneos, documentándose si hay presencia de vasos anormales o de vasos sanguíneos funcionando inadecuadamente que puedan llegar a producir lesiones importantes o severas en el futuro, que ameriten un tratamiento preventivo o correctivo ya sea con medicamentos, con cirugía o con recomendaciones especiales.

Este estudio es parecido al de la ecografía que se realiza en las mujeres embarazadas, solo que en este caso no se observará al niño en su fase de crecimiento sino los vasos sanguíneos en el cuerpo o extremidades. Por esta razón, no requiere ninguna preparación especial ni ayuno. Dura aproximadamente entre 30 minutos y 1 hora dependiendo del grado de alteración que tenga la persona. Su información en fundamental para definir si está comprometida una o ambas piernas y determinar el manejo más adecuado a seguir. Se realiza utilizando un elemento que recibe las señales de la circulación (transductor) y envía estas señales a una pantalla y a un computador que permite interpretar las características anatómicas y funcionales del sitio estudiado. Con esta información se suele hace un mapa informando de las piernas acerca de, en qué sitios esta normal y en que sitios está anormal, mostrando también las características y ubicación de estas alteraciones

En algunas ocasiones si la alteración es importante o no es muy bien definida por la ecografía se pueden llegar a requerir estudios complementarios como Tomografías computarizadas, Resonancias magnéticas o cateterismos para angiografías o venografías detalladas que permitan llegar a un diagnóstico y tratamientos apropiados.

(Por favor, si usted tiene alguna pregunta o desea mayor información, no dude en contactarnos o en solicitar su cita).
(If you have any questions or need more information, please contact us or make your appointment with us.)

Tiene una Pregunta Diferente?

Escribanos de Inmediato